BIEN O NO TANTO.

Toda pareja, independientemente del tipo de boda que pretenda organizar, suele contar con una lista de regalos que le gustaría recibir por el enlace. Es una fórmula muy útil que facilita la decisión a los invitados y que asegura a los novios que cualquier regalo que reciban cuadrará con sus preferencias. Sin embargo, una vez que han elaborado este preciado listado, llega el momento de comunicar a todo el mundo que ya está disponible…Pero…¿cómo conseguirlo sin causar una mala impresión?¿cómo hacerlo sin resultar interesados o demasiado codiciosos?

Una vez más hay que recurrir al protocolo…

LO QUE SE PUEDE HACER…

Una práctica muy apropiada es adelantar parte de la información en las invitaciones de despedida de solteros. Es decir, lo más seguro es que ni el novio ni la novia organicen su propia fiesta por lo que si alguno de los invitados incluye una nota sobre algún regalo en particular que la pareja desea, será bien recibido. Además este tipo de celebraciones de soltería giran en torno a la idea de fiesta, convites y atenciones por lo que todo el mundo estará en esa onda y agradecerá recibir alguna sugerencia sobre posibles obsequios de boda. Al fin y al cabo, que los novios pidan regalos no está bien visto pero que lo hagan otros en su nombre parece más aceptado…

Quienes dispongan de una web dedicada a su boda pueden también incluir una página para el listado sin correr ningún riesgo de parecer avaros o caraduras. Si además se añaden enlaces a las tiendas online de las que proceden los obsequios elegidos, se simplificarán mucho las cosas para los invitados (y lo agradecerán). Así que cuantas más facilidades, mejor. Eso sí, habrá que prestar mucha atención al lenguaje que se utilice para anunciar la publicación…Delicadeza y diplomacia son grandes aliados en este caso: «si deseas hacer un regalo a los novios…» podría ser una forma de hacerlo…

También puede recurrirse al apoyo del «boca a oído» a través de los amigos de escuela o del trabajo. De hecho, antiguamente se solía contar con ellos para dar a conocer el tipo de regalos que preferían los novios. Y era la familia de ambos quienes se ocupaban de extender la noticia…¿Por qué dejar morir tradiciones tan útiles? Aprovechar a compartir con los más cercanos los detalles del listado puede, sin duda alguna, resultar de lo más práctico…

LO QUE NO SE DEBE HACER…

Nunca hay que publicar la lista en Facebook o en ninguna otra red social. Lo más probable es que haya personas entre los contactos que no hayan sido invitadas y puedan sentirse dolidas al comprobar que no forman parte del grupo selecto que acudirá a la boda. Así que para no herir sensibilidades, será mejor evitar esta opción. En cualquier caso, se envíe un email o whatsapp para indicar el enlace de la lista de bodas, convendrá añadir siempre unas líneas en las que se explique que, en realidad, lo que cuenta para los novios es la asistencia de los invitados  y no su regalo…

Jamás se debe incluir el enlace en la invitación de bodas. Sí se puede insertar la dirección web de la boda pero no debería mencionarse en ningún caso la palabra regalos…Y, por supuesto, no se debería pedir dinero en lugar de obsequios. En realidad conviene recordar que estos no son una obligación (aunque sea costumbre hacerlos)por lo que cualquier referencia a ellos puede causar la impresión de estar haciendo un negocio o de dar mayor importancia a las ofrendas nupciales que a la asistencia de los invitados…Y no es así…

Teniendo en cuenta estas indicaciones, anunciar la disponibilidad del listado de bodas no será tan ardua tarea. En realidad bastará con respetar ciertas normas políticamente correctas, tratar el tema con la delicadeza que merece y apoyarse en familiares y amigos para que se ocupen de extender la voz entre todos los invitados…

www.organzanovias.com

Fuentes: bridalguide/matrimonio.it/bodas.net
Imagen: Dreamstime.
Abrir chat