REGLAS DE ORO.

Algunas normas básicas para las noviasLa búsqueda del vestido de novia implica poner en práctica algunas normas básicas para que todo resulte sencillo y emocionante. Principios que facilitan la vida y que, en la mayor parte de los casos, pueden parecer evidentes. Pero recordar cuáles son esas pautas nunca está de más…

Se da por supuesto que ya se ha definido el tipo de boda que se desea y que se cuenta con un margen de entre seis y ocho meses por lo que se dispone de una muy buena base. Una vez llegados a este punto conviene tener presente, en todo momento, el tipo de silueta que se posee. Se trata de dar con las prendas nupciales que permitan potenciar las propias cualidades y minimizar las pequeñas imperfecciones, Y es que existen cortes más apropiados para un tipo de figura que para otro.

Si la etiqueta de la boda marca un tono muy formal o, por el contrario, muy relajado, el vestido de novia deberá atender esas exigencias de estilo para no desentonar. De la misma forma la ubicación de la celebración definirá algunos aspectos fundamentales del conjunto ya que no es lo mismo que tenga lugar en un jardín, en la playa, en un restaurante o en el campo.  

El horario también es crucial a la hora de optar por un modelo u otro ya que el protocolo de un festejo diurno difiere completamente de uno nocturno. En este sentido, no hay que preocuparse si las ideas no están muy claras ya que las asesoras de la boutique de novias sabrán orientar a la perfección cuál es la mejor opción en cada caso.

Por último, aunque no menos importante, entra en juego la personalidad de la futura esposa. Sus gustos y preferencias permitirán guiar con mucha más exactitud la elección final. Independientemente de que se trate de un estilo moderno, clásico, elegante, natural, bohemio, sexy…lo importante es que la novia no se sienta, en ningún momento, disfrazada. Debe ser ella misma a toda costa.

Y, de la mano, llega el apartado del presupuesto que permitirá definir el abanico de posibilidades y evitará excesos que pueden causar disgustos. No hay nada peor que encapricharse con un vestido fuera del alcance del bolsillo porque después cualquier alternativa, por buena que sea, desmerece.

Teniendo en cuenta estas simples variables, dar con el vestido soñado será mucho más fácil. Y si además acudes a una tienda que te ofrece colecciones de diseñadores profesionales, la búsqueda se convierte en un proceso verdaderamente mágico. Por eso puedes confiar en Organza Novias…Solo encontrarás vestidos de reputados artistas del panorama nupcial nacional que destacan por su calidad, estilo, elegancia y clase.

Te sorprenderás.

Fuente: matrimonio.it/bodas.net/elblogdemariajose
Imagen: Pexels

Abrir chat