I WILL SURVIVE!

Toda novia debería contar con un pequeño kit de supervivencia para afrontar esas situaciones, previstas e

imprevistas, que pueden surgir a lo largo de la celebración. Es natural pensar que, quizá el maquillaje, deberá retocarse en un momento u otro pero…¿ y si se nos deshilacha parte del vestido a causa de un inoportuno tropezón

o comienzan a brotarnos ampollas en los pies por soportar incómodas apreturas durante demasiadas horas?

Nada que no se pueda resolver. Estas son algunas recomendaciones de útiles objetos que caben en un pequeño y discreto bolso (que, por cierto, se puede confiar a la madre, amiga, hermana o dama de honor). Todo un kit para evitar ataques de nervios que pueden complicar un día tan especial.

1- Aguja, hilo, algo de tejido adhesivo blanco y tijeras.
A veces la emoción del día obnubila la razón, por no mencionar el equilibrio, de los invitados y estos pueden acabar tropezando con el impoluto y hermoso vestido de novia causándole un desgarrón. O puede suceder que la novia se abandone a un suspiro henchido de emotividad y sentimiento y la presión haga saltar hasta el último botón del corsé. El hecho es que los enganchones y tirones pueden producirse fácilmente y conviene disponer de las herramientas para atajarlos cuanto antes. ¡Que nada arruine el conjunto nupcial!

2- Medias de repuesto.
De nuevo un mal gesto puede deslucir el look si se nos hace una carrera en el lugar más visible de las medias. Un pack de recambio evitará tener que continuar el festejo con las piernas al aire (especialmente si el vestido es corto)…

3- Desodorante.
El calor y, sobre todo, las continuas emociones que se suceden el día de la boda pueden causar un aumento de la sudoración. Para no tener que preocuparse por el perfume corporal lo mejor es llevarse un stick de fácil y rápida aplicación. Ocupa poco, tranquiliza mucho.

4- Tiritas.
Los pies son uno de los puntos más débiles en una boda: se pasa mucho tiempo de pie, los tacones son de vértigo en la mayor parte de las ocasiones y los zapatos son de primera puesta por lo que todavía mantienen cierta rigidez..Lo ideal es tener a mano tanto tiritas como apósitos de gel que están estudiados precisamente para lograr mantener el tipo mientras dure la fiesta.

5- Zapatos de recambio.
Cierto es que cada una tiene sus propias sensibilidades y hay ocasiones en las que es necesario reconocer que hay que rendirse. Puede que, después de varias horas, llegue el momento de optar por un zapato cómodo que nos permita seguir disfrutando sin sufrir. Hoy en día la oferta es muy amplia y variada y se puede encontrar un calzado nupcial bajo que nada tiene que envidiar a los clásicos tacones.

6- Espejo y maquillaje.
Rimmel, colorete, base y pintalabios no pueden faltar porque, antes o después, deberemos dar un pequeño repaso para mantener la imagen fresca e intacta. Tampoco podemos olvidar un espejo de mano y algo de laca para proteger el peinado y lograr que dure el efecto de la peluquería.

7- Caramelos de menta.
El día de la boda es una ocasión repleta de besos que se reparten generosamente entre los invitados, familiares, amigos y, por supuesto, el novio. Un aliento fresco y mentolado aportará la confianza para besar con total tranquilidad…

8- Horquillas y ganchos.
Pequeños utensilios que, sin embargo, demuestran su utilidad en miles de ocasiones, no solo para la novia sino para cualquier otra urgencia de un cabello desbaratado o necesitado de un apaño inmediato.

9- Lima de uñas.
¿Se rompe una uña? No hay problema: bastan 10 minutos para limarla y acortar rápidamente el resto de modo que queden todas alineadas.

10- Pañuelos de papel.
Llorar se va a llorar, aunque se haga de todo y más por evitarlo. Una boda está repleta de momentos emotivos: el ritual y la puesta del vestido, el encuentro con los seres queridos, la entrada nupcial y la reacción del novio, los votos, el primer baile…En fin, ocasiones para derramar alegría y emoción no faltan, así que los pañuelos de papel pueden ser, sin duda, grandes aliados.
Seguramente se puede añadir algún que otro bártulo a la bolsa de emergencia nupcial pero con estas sugerencias, la mayor parte de las situaciones, están cubiertas.

¿Habéis tomado buena nota? No dejéis que ni lo previsible ni lo imprevisible os cojan por sorpresa!

Un consejo de ORGANZANOVIAS.COM.

Fuente: Leitv.it/bodas.net
Imagen: Pixabay
Abrir chat