EN QUÉ MANO.

El vestido de novia es uno de los grandes protagonistas de toda boda pero no se entendería ningún matrimonio sin las alianzas, que son, al fin y al cabo, el símbolo por excelencia de la unión entre dos personas. Sin embargo, muchas parejas siguen preguntándose en qué dedo deben colocarse…

La primera referencia a estos particulares anillos procede del antiguo Egipto cuando poseían connotaciones simbólicas de carácter sexual. Su uso fue popularizado por los griegos que divulgaron su uso en la celebración del matrimonio y lo acompañaban de otros rituales complementarios. Por su parte, los  romanos hablaban de la Vena Amoris o vena del amor que era, según ellos, la válvula que unía el dedo anular con el corazón. Y qué mejor que aprovechar ese hilo conductor para representar el vínculo romántico de los futuros esposos.

A día de hoy lo cierto es que no existe un consenso mundial sobre la posición que deben tener en la mano. En países como EEUU o Canadá se prefiere la izquierda, mientras que en la cultura anglosajona, México o Grecia se estila más la derecha.  En nuestro país, la tradición establece que el anillo de compromiso se lleva en la mano derecha desde la pedida hasta el día de la boda. Ese día se cambia al anular de la izquierda, ocupando la alianza de boda la mano derecha. Sin embargo dependiendo de la comunidad autónoma, se lleva en una u otra.

Lo importante, es que independientemente de dónde decidas llevar el anillo, debes sentirte a gusto con la decisión ya que tendrás que llevarlo a diario. Eso no impide, por otro lado, que puedas cambiar de opinión. Por fortuna, el compromiso que has adoptado no depende de la posición de tu alianza.

 

Fuentes: espacionovias.argyor/ bodas.net
Imagen: Pexels
Abrir chat