M a Z. ORGANIZA TU BODA.

Y este es el plannning que quedaba pendiente. Un organigrama con el resto de los detalles para que todo

nada quede al azar y para que, tan cerca de la gran fecha, no perdáis los nervios. Y es que una buena agenda y una buena previsión os permitirán disfrutar de vuestros preparativos nupciales. ¿No merece la pena mantener la calma?

3 MESES ANTES:

  • Solicitud de la partida de nacimiento y/o bautismo (esta última en el caso de que la ceremonia sea religiosa).
  • Prueba del vestido y elección de los accesorios definitivos.
    Conviene acudir a la cita con todos los complementos que sepáis que vais a utilizar (y si no lo tenéis claro es el momento de elegirlos).
  • Elección final del ramo de la novia.
    Ha costado pero os habéis decidido por ese ramo precioso que armoniza perfectamente con vuestro vestido..¡Enhorabuena! Ya podéis encargarlo.
  • Encargo del traje del novio.
  • Encargo de los regalos para los invitados.
  • Recogida de las invitaciones de boda.
  • Compra de la lencería (para ella).
    A veces la emoción puede relegar a un segundo plano un complemento muy importante del vestido. Y es aquello que nadie (solo el afortunado esposo) va a contemplar. La lencería íntima forma parte del conjunto nupcial (aunque no esté a la vista de todos) y debe haceros sentir fascinantes y absolutamente sexys..
  • Contratación de los servicios de transporte, de la música y de la floristería.
    Ya estaba elegido, solo queda ultimarlo con un contrato en firme.
  • Cierre de los artículos de la lista de bodas y apertura a los invitados.
    Habéis dispuesto de suficiente tiempo como para pensar en el tipo de regalos que queréis. Es hora de cerrar la lista y de abrirla al público para que vuestros invitados puedan ir echando un vistazo con calma.
  • Envío de las invitaciones.
  • Organización de la despedida de solter@s.

2 MESES ANTES:

  • Definición y encargo de la tarta nupcial.
    El corte de la tarta nupcial representa el momento culminante del banquete de bodas y, lo cierto, es que cada vez se le presta más atención. Algunas son auténticas obras de arte y hay miles de estilos posibles que pueden plantearse. Tened en cuenta vuestros gustos y, por supuesto, también vuestra economía.
  • La Música:
    A estas alturas habéis contratado los servicios de un equipo de animación musical (sea orquesta, dj u otro). Pero lo que tiene que estar muy definido es el estilo de música que queréis que suene en vuestra boda. Todo dependerá del estilo de celebración y del toque que queráis dar a cada momento (desde la entrada en el lugar de la ceremonia, el recibimiento en el banquete, el inicio del baile…etc). Pensadlo bien y concretadlo lo más posible.

UN MES ANTES:

  • Prueba final de peluquería y maquillaje de la novia.
    Conviene coordinar esta cita con la prueba definitiva del vestido para presentarse en la tienda de novias peinadas y maquilladas tal cual iréis el día de la boda.
    Aprovechad la ocasión para dejar reservada la cita de peluquería y maquillaje para el mismo día de la boda.
  • Recogida de las alianzas.
    ¡Ya están aquíiiii!.
  • Recogida del traje del novio.
  • Confirmación final de la distribución en las mesas del banquete.
    Es muy práctico que la preparación de las mesas incluya una referencia a cada invitado para que todos sepan a cuál han sido asignados. Para ello hay que ponerse de acuerdo con el restaurante y facilitarle la información y tarjetas oportunas.

DOS SEMANAS ANTES:

  • Últimas pruebas del menú y vinos.
    Por si quedaba algo en el tintero…
  • Confirmación final de fecha y hora con el fotógrafo, el equipo de animación musical, el servicio de transportes…
    Que no haya sorpresas…
  • Preparativos necesarios de la luna de miel.
    Casi casi podéis dejar la maleta hecha…O por lo menos empezar a hacer una lista de cosas que NO pueden faltar.
  • Últimos retoques (pedicuras, manicuras…etc).
    Perfección hasta el último detalle.

UNA SEMANA ANTES:

  • Recogida del vestido de novia.
    Y que no lo vea nadie…

UN DÍA ANTES:

  • Entrega en el restaurante de los regalos de los invitados (la opción de que los asistentes encuentren un detalle de bienvenida siempre resulta mucho más práctico que realizar la entrega en mano el día de la propia boda…).

EL DÍA DE LA BODA.

  • Peluquería, maquillaje, vestido, complementos….y muchos nervios!
    Entrega de las flores. Y del ramo, obviamente.
  • Nervios, emoción, sentimientos a flor de piel………………y mucha diversión!!!

DESPUÉS DE LA BODA.

  • Envío de agradecimientos a los asistentes…
    No está de más agradecer la presencia a todos los que nos han acompañado en una fecha tan especial. No se trata de quedar bien, sino de hacerles saber lo que ha supuesto poder estar junto a gente querida en un día tan señalado.

Y…. ¡QUE VIVAN LOS NOVIOS!!!

Esperamos que esta especie de cronograma os haya facilitado un poco la vida y, especialmente, ese primer abordaje a lo que supone organizar una boda. La inexperiencia es una pequeña limitación que puede sortearse con algo de planificación, paciencia e ilusión!

Fuente: http://www.unbuoninvito.it/- 
http://www.matrimoniosemplice.it/ bodas.net /
 www.matrimonio.com
Imágenes: Pixabay
Abrir chat