BUSCA Y ENCONTRARÁS (I).

El amor ha reventado en una declaración de amor sin precedentes cuyo cúlmen no ha sido otro que una

propuesta de matrimonio. Habéis decidido casaros y la emoción comienza a poseer cada pizca de vuestro ser. La mente se atora con una batería interminable de preguntas a las que, vuestra inexperiencia, no sabe responder.

Y uno de los primeros interrogantes que redobla como los tambores en el pensamiento de la novia es, sin duda alguna, el vestido…

Toda mujer sueña con una prenda especial, con un conjunto único y personalizado que las haga resplandecer de belleza. Pero, a veces, no es fácil tener las ideas claras respecto a qué se busca, qué se quiere…Vamos a empezar por aclarar algunas de esas dudas que afrontan las mujeres cuando toman la decisión de dar el gran paso…

¿CUÁNTO CUESTA UN VESTIDO DE NOVIA?.

En el mercado pueden encontrarse vestidos desde 500€ o 1.000€ hasta un importe inconfesable pero digamos que la media suele rondar los 2.000€. Eso sí, conviene prestar atención a la forma en que se invierte el dinero. En ocasiones puede parecer que las creaciones de de los diseñadores que desfilan en pasarela son algo reservado para bolsillos más holgados. Sin embargo, algunos se mantienen en horquillas de precio bastante asequibles.

¿POR QUÉ TENGO QUE DEFINIR UN PRESUPUESTO?

Es fundamental orientar la elección del vestido de alguna forma y la capacidad presupuestaria suele tener un peso notable. Sería catastrófico enamorarse de un vestido que no entra dentro de nuestras posibilidades…¿o no? Las tiendas suelen disponer de una gran variedad de modelos para adaptarse a las exigencias de cada economía así que no tengáis problema en comunicar vuestro presupuesto antes de las pruebas…

¿CUÁNDO EMPIEZO A  BUSCARLO?

Es aconsejable iniciar la búsqueda del vestido entre 6 y 9 meses antes de la fecha del enlace (cuanto antes, mejor). El amplio margen de antelación os permitirá ir con calma y disfrutar del proceso. Además, puede que se necesite realizar algún ajuste o personalizar el conjunto a vuestro gusto, por lo que deberéis tener en cuenta ese tiempo de producción y recepción de la prenda. Algunas firmas permiten realizar pedidos con cierta urgencia pero otras trabajan con períodos de entrega de unos tres meses según la disponibilidad.

¿POR QUÉ TENGO QUE COGER CITA?

La cita para la prueba del vestido os garantiza un mejor servicio y una atención exclusiva. Tendréis a la persona encargada a vuestra entera disposición y podrá asesoraros en todo momento. Dispondreis de la suficiente tranquilidad como para estudiar bien vuestros gustos, ideas, sueños y presupuesto y dar con EL VESTIDO ideal. Esto no impide, evidentemente, que podáis pasaros por la tienda sin previo aviso y echar un vistazo a las distintas colecciones pero no está garantizado que podáis probaros ninguno. Reservad un día para una experiencia mucho más personal e individualizada.

¿CUÁNTO DURA LA PRUEBA DEL VESTIDO?

La verdad es que cada mujer tiene su propia experiencia. Las hay que llegan a la tienda con conceptos muy estudiados y otras que, por el contrario, están dispuestas a probar cualquier estilo.  Contando el tiempo para comentar vuestras ideas, elegir cuidadosamente y probar entre 4 y 7 vestidos, hay que calcular unas dos horas…Pero, una vez más, dependerá todo de vosotras.

Quedan todavía otros muchos interrogantes por responder ¿con quién ir? ¿qué llevar?…En el próximo artículo daremos respuesta a esas y otras preguntas para que sepáis de antemano en qué va a consistir este importante proceso de elección del vestuario nupcial.

Y ya sabéis que os esperamos en ORGANZANOVIAS con las mejores colecciones, clásicas y de diseñadores nacionales, para que no se os escape EL VESTIDO PERFECTO.

Fuente: qualcosadiblu-trieste.com
Imágenes: Pixabay
Abrir chat